Un ciclo de ilusión

En Miscelánea Por

cicloiralaNora Franco Madariaga /

Si hiciésemos una analogía entre coros y el omnipresente fútbol, tal vez podríamos clasificarlos en distintas categorías: primera división, segunda A… tercera regional… En cualquier caso, afortunadamente, en cuestión coral no se trata de competir y meter goles, sino de disfrutar y, lo que es más importante, hacer disfrutar. Y justo a esto venía: en cuestión de disfrute, nadie como la Sociedad Coral San Antonio de Iralabarri, que juega en una división aparte creada por ellos mismos porque, desde luego, en lo suyo son incomparables.

En marcha desde 1998 de la mano de sus directores Maite Zugazaga y Jordi Albareda (sí, son dos; son originales hasta para esto) y con un fuerte respaldo de la Comunidad Franciscana y de todo el barrio de Irala, sus 75 voces realizan un importante trabajo no sólo vocal y musical, sino social y de dinamización cultural de su entorno.

Es tal el trabajo, la ilusión, el esfuerzo y el entusiasmo con el que sus componentes viven la música, que un año más (¡y van 16!) hacen realidad esta iniciativa popular y nos traen el ya tradicional Ciclo de Conciertos Corales de Iralabarri.

Con un trabajo en el que se implican todos y cada uno de sus miembros (desde establecer el contacto con los otros coros hasta la preparación de un humilde lunch para obsequiar a los coros invitados o la distribución de los carteles anunciadores del ciclo), la Coral de Iralabarri nos acerca la XVIª edición de su ciclo durante dos fines de semana en los que diferentes agrupaciones corales nos ofrecerán sus conciertos a fin de divulgar la música coral.

En esta ocasión, además del coro local (con su permiso, volvemos al fútbol), serán tres los coros visitantes: la Masa Coral de Laviana (Pola de Laviana, Asturias), el Coro Lirain Abesbatza (Gorliz) y la Coral Salvé (Laredo, Cantabria). Pero si hacemos cuentas, ya son más de 50 corales, más de 2500 coralistas los que han pasado por este ciclo… y más de 25.000 los asistentes que hemos podido escucharlos, disfrutarlos y sentir con ellos la música.

Les recomiendo que pasen por la parroquia de los Padres Franciscanos, San Antonio de Padua este fin de semana o el próximo (6, 7, 13 y 14 de junio) a las 20:15 porque, como dice su director Jordi Albareda, la mejor forma de mantener vivo este ciclo y colaborar con estas iniciativas es… ¡asistiendo!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Otras entradas en Miscelánea

Ir Arriba