Conrado Moya

Nora Franco Madariaga/

Mañana domingo 7 de octubre la Banda Municipal de Bilbao comienza su ciclo de conciertos en el Palacio Euskalduna. Coincidiendo con el cambio de estación y la bajada de temperaturas, la formación bilbaína, considerada una de las mejores del Estado, comenzó su temporada en espacios cerrados hace apenas unos días con dos conciertos en el atrio de la Alhóndiga Azkuna Zentroa. Pero es en el auditorio del Euskalduna donde se desarrollarán la mayoría de conciertos de esta temporada.

Su director titular, José R. Pascual-Vilaplana, ha programado para estos próximos meses 15 conciertos muy interesantes que, englobados bajo el título “Encuentros”, proponen programas muy heterogéneos donde tiene cabida tanto la música clásica como la música ligera, el folklore o la lírica, pero haciendo siempre gran hincapié en la música escrita originalmente para banda y en la música contemporánea.

El primero de estos conciertos en el Euskalduna, titulado “Encuentros con el ritmo”, ofrecerá cuatro obras con el ritmo como base generadora: Obertura festiva de Shostakovich, Percussion Concerto de Schwantner, una espectacular obra para banda y multipercusión donde el solista toca más de 30 instrumentos, Cardiofonía de Valero-Castells, una alegoría sobre el ritmo cardiaco de una madre gestante y su hijo nonato en honor al nacimiento del primer hijo del compositor, y La noche de San Juan de Asíns-Arbó, un bellísimo poema sinfónico sobre el ritmo de la fiesta.

Este concierto contará además con el primer solista de la temporada, el marimbista y percusionista alicantino Conrado Moya, una de las figuras más representativas de su instrumento a nivel internacional, y un aliciente más para un concierto que augura un fantástico comienzo de temporada.