Las orquestas vascas inician su temporada sinfónica

En Sinfónico/Vectores Por

Mundoclasico: “Las orquestas vascas inician su temporada sinfónica”

Joseba Lopezortega /

 

Las orquestas sinfónicas vascas comienzan sus temporadas de abono con dos programas muy distintos, pero no del todo alejados. La Sinfónica de Euskadi ha optado por Carmina Burana, la popular obra de Orff cuyo O Fortuna tanta gente conoce -y al parecer admira-: una obra programada para atraer al público al auditorio del Euskalduna y para que salga satisfecho gracias al seguro buen rendimiento del Orfeón Donostiarra, siempre en lo alto, y de unos solistas solventes con Carlos Mena, Susanne Elmark y Peter Schöne. Completan el programa un estreno de Xabier Sarasa, encargo de la orquesta, Fanfarria #3308 y Meditation. To the victims of Tsunami, de Toshio Hosokawa, uno de los nombres destacados de la temporada. Dirige el titular de la orquesta, Jun Märkl.

También la Sinfónica de Bilbao ha querido encontrarse con el público en su primer programa de temporada, que ha llamado BOS Broadway. Como indica el nombre, el Musical concita el protagonismo absoluto de la cita, con obras de Leonard Bernstein (fragmentos de On the Town y West Side Story), Frederick Loewe (My fair Lady, Gigi), Richard Rodgers (Sonrisas y lágrimas), Cole Porter (High society) y un fragmento de Cabaret de John Harold Kander, otro de El fantasma de la ópera de Lloyd Webber y, cerrando el programa, One day more de Los Miserables, de Claude Michel Schönberg. Es el tipo de programa “pop” con el que habitualmente cerraba temporada la orquesta y que este curso la abre, en un giro conceptual de 180º. Dirige Robert Purvis, habitual como los cantantes del West End londinense, quien ya dirigió un programa similar en Barcelona con la OBC en 2014. También cantaron en Barcelona dos de los anunciados en Bilbao, Deborah Myers y Adrian Der Gregorian.

 

Sinfónica de Euskadi

Orquesta Sinfónica de Euskadi. Foto: © Bostnan / OSE
Orquesta Sinfónica de Euskadi. Foto: © Bostnan / OSE

En el segundo programa de temporada de la Sinfónica de Euskadi encontramos la Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis, de Vaughan Williams, y la encantadora In the South, de Elgar. Es la primera y comedida presencia de dos de los compositores británicos que la orquesta ha querido incluir en su temporada. En posteriores programas se ofrecerán el Concierto para violín de Elgar (la OSE vuelve pues a Elgar, de quien ya hizo el Concierto para violonchelo en 2015) y la Primera sinfonía de Walton, con la que se cierra la temporada en versión de la Orchestre National Bordeaux Aquitaine, diridiga por Paul Daniel.

Elgar no es el único compositor de quien la OSE hace doblete. De Chaikovski se hacen Romeo y Julieta y la Cuarta sinfonía, y además interpreta su Concierto para violín la Orchestre National Bordeaux Aquitaine en el cierre de temporada, junto a la mencionada Primera de Walton. De Richard Strauss se hacen Don Juan y Muerte y transfiguración (gusta Strauss a Märkl, sin duda), y de Stravinsky El pájaro de fuego y la Sinfonía en do. También Brahms, archipresente este año en Bilbao, con el Concierto para violín, violochelo y orquesta y la Sinfonía número 4. No son obras ni autores sorprendentes, ciertamente, en cambio hay que subrayar que también se hace doblete con el compositor japonés Toshio Hosokawa. Además de incluir Meditation. To the victims of Tsunami en el concierto inaugural, en mayo de 2017 se harán Autumn Wind para shakuhachi y orquesta y Klage, también con Märkl a la batuta. El maestro ha grabado obra de Hosokawa para Naxos con la Nacional de Lyon, y sin duda este es uno de los conciertos más atractivos de la temporada.

No faltan en la propuesta Shostakovich, Prokofiev, Mendelssohn, Schumann o Beethoven. Solistas de renombre: el cellista Enrico Dindo (Shostakóvich), Julian Rachlin (Concierto de Mendelssohn), Katia & Marielle Labèque (Poulenc), Nicholas Angelich (Número 4 de Beethoven), Pinchas Zukerman y la cellista Amanda Forsyth (Doble concierto de Brahms), Vadim Gluzman (Chaikovski), Tadashi Tajima, shakuhachi (flauta tradicional japonesa) y Leticia Moreno, que ofrecerá el concierto de Katchaturian: una ocasion de escuchar a la violinista de proyección internacional en condiciones en Bilbao. En cuanto a voces, además del elenco de Carmina Burana están la soprano Mihoko Fujimura cantando Klage de Hosokawa y el elenco que homenajea a Vicente Goicoechea con sus Obras litúrgicas en el centenario de su nacimiento.

Los maestros, además del titular Jun Märkl, son Ari Rasilainen, Ainars Rubikis, Christoph König, José Ramón Encinar, Andrey Boreyko y Hans Graf. La presencia de Hans Graf es importante, pues se trata del regreso de un maestro que fue titular de la Sinfónica de Euskadi y que no dirige desde hace años a la que fuera su orquesta. Completa la lista Paul Daniel. Es curioso que, sin ser un maestro excepcional, Paul Daniel sea el único director -diría que en la historia- que habrá dirigido tres conciertos en Bilbao en dos años con tres orquestas distintas: la Real Filharmonía de Galicia, la Orchestre National Bordeaux Aquitaine (es titular de ambas) y la Sinfónica de Bilbao. Porque, sí, Paul Daniel está invitado a dirigir un programa de la BOS.

 

Sinfónica de Bilbao

Orquesta Sinfónica de Bilbao. Foto: Enrique Moreno Esquibel / BOS
Orquesta Sinfónica de Bilbao. Foto: Enrique Moreno Esquibel / BOS

Alguien en la veterana Sinfónica de Bilbao ha dedicido que este, y no el anterior ni uno después, era el año de Brahms, y son bastantes las obras del gran compositor que se podrán escuchar alternándose con obras más recientes. Para entrar pronto en calor, el segundo de temporada de la BOS propone el Concierto número 1 para piano y orquesta del hamburgués, con el estupendo Nelson Goerner, y la Primera sinfonía. Entre ambas obras, el Opus 21 de Webern, Sinfonía. Más Brahms en el menú, con su correspondiente contrapunto: Sinfonía número 3 y Concierto para violín, con Renaud Capuçon, y entre ambas Sinfonía en un movimiento de Bernd Alois Zimmermann, una pieza apasionante. Brahms descansa unos cuantos programas hasta abril, con el Requiem alemán, al que seguirá después otro concierto con la Obertura trágica y la Sinfonía número 2. Entre estas dos obras, Mozart, el Concierto para piano número 20 (con Danilo Saienko), y, junto al Requiem, una de las citas más interesantes de la temporada de la BOS, el estreno absoluto de Zer urdinetik, de la compositora Birke Bertelsmeier, una mirada contemporánea de una joven alemana sobre el brutal bombardeo sufrido por Gernika. Una apuesta realmente interesante y valiosa.

Otras citas especialmente interesantes de la temporada son la Sinfonía número 5 de Bruckner que dirigirá Erik Nielsen, Lucas Macías interpretando el Concierto para oboe de Richard Strauss, Eliahu Inbal dirigiendo la Séptima de Mahler (se ha hecho rogar esta sinfonía, que ya quiso programar hace pocos años Gunter Neuhold siendo titular de la orquesta), Viviane Hagner en el concierto de Dvorak (magnífica violinista, ya conocida en la plaza tras un excelente concierto de Berg con la Sinfónica de Euskadi) y, desde luego, el programa de clausura con el bajo Callum Thorpe, la soprano Michelle de Young y el rutilante tenor Stuart Skelton, de carrera internacional ascendente, que simplemente entusiasmó abriendo temporada hace unos años con Gunter Neuhold. En aquella ocasión hizo fragmentos de Lohengrin y La valquiria, ahora cantará de nuevo Valquiria pero en lugar del final del Acto III cantará el Acto I. Es de esos conciertos que se esperan con ansia. Dirigirá Erik Nielsen.

Otros solistas: el fagotista Santiago López, solista de la BOS, hará el Concierto para fagot de Mozart; Nikolai Demidenko (Número 4 de Rachmaninov, con Paul Daniel), el siempre solvente Asier Polo (Variaciones Rococo), la violinista Alexandra Soumm (Bruch) y el contratenor Iestyn Davies. Por su parte, Spanish Brass interpretará La devota lasciva, para quinteto de metales y orquesta, de Juanjo Colomer. En el capítulo de voces, además de los ya mencionados, Aquiles Machado y Rubén Amoretti en el “Concierto de Navidad”, y Vanessa Goikoetxea y el barítono Duncan Rock, que estarán en el Requiem alemán.

Junto a la importante presencia de Erik Nielsen en la temporada, ya necesariamente asentado en su titularidad y con algunos preciosos programas en sus manos, visitan la temporada de la BOS (además de los ya citados) la directora norteamericana Karen Kamensek, Andrew Gourlay (titular en la OSCyL), Michal Nesterowicz, el mallorquín Antonio Méndez, Lorenzo Viotti,  Robert Howarth y Carlos Miguel Prieto.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Otras entradas en Sinfónico

Ir Arriba