François Espinasse,  organista titular en la iglesia de Saint-Séverin de París y profesor de órgano en el Conservatorio Nacional Superior de música de Lyon ofrecerá un concierto de órgano este próximo viernes 19 a las 20h en la Basílica de Santa María de Durango.

Cartel del concierto de F. Espinasse en Durango.

Cartel del concierto de F. Espinasse en Durango.

Nacido en 1961, F. Espinasse pertenece a la Comisión Nacional para la conservación de monumentos históricos (departamento de órganos) y es desde 2010 organista de la Capilla Real del Palacio de Versalles.

Programa 19 diciembre_Página_1 Programa 19 diciembre_Página_2

El programa del concierto es netamente navideño al incluir varios nöels (o villancicos) y pastorales. Ahora bien, se trata de obras que sin renunciar a su origen popular y a un estilo directo en su enunciado inicial, han alcanzado en la pluma de sus autores un elevado nivel musical, especialmente en los casos de Bach, Tournemire y Messiaen.

La Pastoral BWV 590, en Fa Mayor (tonalidad pastoral por antonomasia) muestra la capacidad de Bach para asimilar estilos diferentes, en este caso con claras resonancias del concierto de navidad de Corelli en su primer movimiento.

En el caso de Daquin, su obra nos remite al siglo XVIII y a la costumbre de interpretar villancicos conocidos por el pueblo recreándolos y adornándolos mediante el empleo de los diversos planos sonoros del órgano clásico francés. Estos acontecimientos musicales reunían gran cantidad de público, de una manera similar a la leyenda navideña narrada  por Becquer en “Maese Pedro el organista”.

Se cierra el concierto con dos de las nueve meditaciones que escribiera Olivier Messiaen para su ciclo La Nativité du Seigneur. Hay quien considera que en esta música se hallan las principales señas de la música de Messiaen: la plasmación de un profundo sentimiento religioso, la imitación cuidadosa del canto de los pájaros, el empleo de métricas arcaicas y el personal empleo de los modos. El movimiento final “Dieu parmi nous” es obra habitual en los conciertos de órgano por ser muy representativa del idioma musical de Messiaen así como por sus brillante conclusion.

El instrumento, un órgano del año 1943 de la prestigiosa casa Walcker (principal fabricante de órganos en Europa durante casi un siglo) consta de tres teclados y pedalero y casi 2000 tubos repartidos en una treintena de juegos. Construido en estilo romántico en una época en que el estilo evolucionaba hacia la reinterpretación del órgano clásico es heredero de una tradición alemana de sonidos densos y oscuros pero al mismo tiempo cálidos que nos remiten a autores como Brahms.

El concierto, organizado por Arandoño Kultur Elkartea es de entrada libre y como es habitual, se instalará una pantalla para poder ver al organista.