Judith Jauregui, retratada para El País por Fernando Domingo-Aldama

Judith Jauregui, retratada para El País por Fernando Domingo-Aldama

No deja de ser llamativo que las dos sinfónicas vascas elijan para sus primeras citas de la temporada unos programas de la máxima exigencia: Wagner por la BOS, Stravinsky por la OSE. En la apertura del ciclo de la OSE, la donostiarra Judith Jauregui aborda el concierto nº 1 para piano de Beethoven, en realidad el tercero de los compuestos por el gran músico alemán para este instrumento. Beethoven nunca pareció satisfecho con este concierto,  lleno de frescura y vitalidad. Completa el programan el programa “Dos apuntes vascos” de Pablo Sorozabal, que grabara la OSE a las órdenes de Cristian Mandeal [Pablo Sorozabal – Dos apuntes vascos (1925) para orquesta: Mendian (Paisaje musical) y Pablo Sorozabal – Dos apuntes vascos (1925) para orquesta: Txistulariak (Minueto)] y la siempre atractiva e inagotable “La consagración de la primavera”, la mas conocida de las obras de Stravinski, que servirá para radiografiar palmo a palmo la calidad de la OSE y del maestro Boreyko.

Beethoven, concierto nº 1 para piano y orquesta

London Symphony Orchestra, Alicia de Larrocha, Michael Tilson Thomas

 

Stravinsky, La consagración de la primavera

London Symphony Orchestra, Valeri Gergiev