Leo Nucci en Rigoletto. Foto: © ABAO-OLBE. Enrique Moreno Esquibel.

Remitido /

El éxito de Tutto Verdi, próximo a su culminación, lleva a la entidad a programar una nueva edición

Leo Nucci cantará Rigoletto en la temporada 2029-2030

ABAO-OLBE ha desvelado, en un encuentro informal con periodistas, que la Asociación volverá a programar toda la producción de Verdi a partir de la temporada 2021-22, “sin la mínima excepción”. Además de razones culturales y musicales, ABAO argumenta que sus cálculos demuestran que el ciclo Tutto Verdi ha reportado al País Vasco el 3,7% de su PIB en los últimos diez años, y que el ciclo constituye “un argumento más” para entender indicadores como la explosión de plazas hoteleras en Bilbao. “Estimamos que Verdi da capo puede llegar al menos a repetir su impacto económico y programarlo de nuevo es un ejercicio de responsabilidad cultural pero también social”, argumenta la asociación, que además va a promover que el aeropuerto de Bilbao pase a llamarse “Aeropuerto Giuseppe Verdi de Bilbao” a partir de 2020.

En lo artístico, ABAO ha anunciado la creación de becas para el estudio de los papeles protagonistas de títulos como Oberto, Un giorno di regno, Jerusalem o La battaglia di Legnano, lo que garantiza que los intérpretes “serán siempre primeras figuras del panorama operístico internacional”, aunque no se han querido desvelar nombres concretos a excepción de Leo Nucci, de quien la Asociación espera que alcance nuevos bises haciendo Rigoletto al término de la década.

En el foso, la Sinfónica de Euskadi acompañará todos los títulos pertenecientes al periodo “de galeras” de la producción verdiana, algo que según ABAO es puramente casual y no guarda relación con la “completamente olvidada huelga” protagonizada por la orquesta en una anterior temporada. Por su parte la Sinfónica de Bilbao, BOS, intervendrá en la práctica totalidad del resto de los títulos, y en este punto hay que destacar que Juanjo Mena la dirigirá en muchas de las producciones. En una videoconexión realizada desde Boston, donde se encuentra preparando sus próximos compromisos musicales, Mena se ha mostrado muy ilusionado “porque implicará trabajar mucho con una orquesta que siento como mía y que necesita evolucionar a la manera internacional, dejando atrás la apatía y el conformismo de orquesta de provincias que la caracteriza”.

2021-22 marcará también el regreso de ABAO a los siete títulos, lo que permitirá que normalmente sean cuatro las óperas de Verdi programadas por temporada. De esta manera, se aspira a programar Verdi da capo a lo largo de unos diez años, al término de los cuales no hay nada seguro salvo el Rigoletto ya mencionado. Y no serán las únicas novedades a partir de 2021-22: tras el éxito de Don Pasquale, al menos uno de los títulos de temporada se hará con piano, para lo que ABAO cuenta ya con pianistas repertoristas “de primera línea mundial”.