Coro Euskeria con Urko Sangroniz en Ejea de los Caballeros. Foto: © Foto Samper, Ejea de los Caballeros

Remitido / 

El 8 de abril, el Coro Euskeria se subía por primera vez al escenario del prestigioso concurso de Ejea de los Caballeros, que celebraba su 47ª edición. La agrupación dirigida por Urko Sangroniz fue creada en 1985 y ejerce de puente entre el Coro Infantil y la Coral mixta de la Sociedad Coral de Bilbao.

Los 40 integrantes de la formación juvenil, con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, interpretaron un repertorio de estilos muy contrastados. Su participación dio inicio con Padri nuestro, obra obligada del certamen compuesta por Luis Pedro Bráviz, que era miembro del Jurado. Como obra de libre elección del repertorio aragonés interpretaron las Alboradas de boda de Xabier Sarasola, también presente en el jurado. A continuación, ofrecieron el arriesgado Rondo Lapponico de Gunnar Hahn, para finalizar con Segalariak de Josu Elberdin, arrancando los mayores aplausos del público.

La agrupación bilbaína compitió en la categoría adulta con otros cuatro coros adultos originarios de Cataluña, Murcia, Andalucía y Asturias, logrando llevarse el galardón y la nominación al Gran Premio Nacional de Canto Coral, que se celebrará en 2019.