Pablo Cepeda /

El organista Daniel Oyarzabal y los percusionistas Juanjo Guillem y Joan Castelló presentan un programa de transcripciones de famosas obras sinfónicas en el gran órgano Sinfónico del Euskalduna Jauregia este domingo a las 11h, dentro del Musika Música 2018 (concierto nº 43).

Órgano del Euskalduna (Karl Schuke, 2001) con la tubería de batalla desplegada. Foto: Pablo Cepeda

Si bien la transcripción al órgano de obras orquestales goza de gran tradición, este formato de órgano y percusión es la primera vez que se presenta Bilbao, contando además con la ventaja de hacerlo en un órgano de calidad y tamaño como el del Euskalduna. Fue precisamente en el festival Musika Música (en su edición de 2009 “Bach is Back”) la última vez que se pudo escuchar un concierto de órgano como instrumento principal. Por otro lado en este tiempo el órgano ha tenido presencia en obras sinfónicas que requieren del instrumento en su plantilla en las temporadas de la Sinfónica de Bilbao o de la Sinfónica de Euskadi o sin ir más lejos en el Musika Música del año pasado (“Así habló Zaratustra” o en la Sinfonía nº 2 “Resurrección” de Richard Strauss y Mahler, respectivamente).

 

El programa


Enmarcado en el periodo de entreguerras, obras tan famosas como el “Bolero” de Ravel, la “Danza de los caballeros de Romeo y Julieta” de Prokofiev o el “Intermedio de El Caserío” de Guridi mostrarán toda la riqueza musical que es capaz de ofrecer esta formación con órgano.

El propio Oyarzabal remarca el carácter especial de este concierto: “Tres de mis grandes pasiones son el órgano, la percusión y la música sinfónica. Desde hace muchos años llevo trabajando en este proyecto que aúna todas estas pasiones: arreglos para órgano de obras sinfónicas, donde la percusión tenga un papel muy destacado. No hay Auditorio en España con un  órgano más adecuado para poder llevar a cabo este proyecto que el órgano Schuke del Euskalduna. Un extraordinario instrumento con una consola móvil, que permite tocar mano a mano con los percusionistas y hacer verdadera música de “cámara”: música para gran orquesta en versión trío sinfónico”

El proyecto , que tuvo su puesta de largo en el exitoso ciclo de órgano “Bach-Vermut”, no se limita a los conciertos pues el trío ha grabado un cd en el órgano Klais de la Catedral de León, disco que saldrá al mercado en unos pocos meses.

Los artistas


Daniel Oyarzabal, organista principal de la Orquesta Nacional de España (ONE) es conocido de los lectores de Klassikbidea, tanto por su presencia habitual en conciertos en Euskadi como por esta entrevista obra de Nora Franco.

De izda a dcha Joan Castelló, Daniel Oyarzabal y Juanjo Guillem. Foto: Celia Lumbreras.

Juanjo Guillem es solista de percusión de la Orquesta Nacional de España y profesor en diversos centros superiores . Ha actuado como solista con la ONE, OSM, OBC, y un largo etc de formaciones.

Joan Castelló, es miembro igualmente de la ONE.  Ha realizado giras por varios continentes con diversas orquestas españolas. Ganador del concurso internacional Yamaha Music Foundation of Europe (YMFE) en la especialidad de marimba. Ha participado en festivales tales como Quincena Musical, Bach Vermut o en las Jornadas Internacionales de Percusión de París.

El órgano

El órgano del Euskalduna, considerado uno de los mejores órganos de auditorio de Europa por los numerosos concertistas que ofrecieron conciertos en sus primeros años, puede considerarse “hermano” del de la Filarmonía de Berlín, ya que ambos fueron construidos por la casa organera Karl Schuke y a juicio de sus constructores comparten una sonoridad similar.

El órgano se estructura en dos cuerpos, consta de 5 divisiones sonoras (Gran órgano, Cadereta, Expresivo, Batalla y Pedal) accionadas por 4 teclados y un pedalero. El cuerpo de la derecha cuenta con una consola mecánica desde la que se puede hacer sonar los dos primeros y parte del pedal. Una consola móvil de tecnología electrónica permite hacer sonar la totalidad del órgano, esto es los dos cuerpos con sus 5.341 tubos.

Consola móvil del órgano del Euskalduna Jauregia (Karl Schuke, 2001) Foto: Pablo Cepeda

Inaugurado en 2001, fue este un proyecto por el que apostó decididamente el entonces diputado general de Bizkaia, Josu Bergara, y supuso una inversión de 225 millones de pesetas (1,3M € aproximadamente). Si bien en los últimos 20 años se han ido construyendo diversos órganos en los auditorios españoles (Granada, Valencia, Madrid, Gran Canaria, Tenerife), el del Euskalduna Jauregia sigue ocupando un lugar de honor, máxime ante la ausencia de órganos en auditorios de su entorno como Kursaal, Baluarte, Santander, Zaragoza o Auditori.

La cantidad y variedad de recursos sonoros del órgano del Euskalduna Jauregia, la distribución en dos cuerpos que aporta una rica sonoridad espacial y la posibilidad de tener la consola del órgano cerca de los percusionistas son algunos de los puntos fuertes del órgano de cara al concierto de este domingo.

Cuerpo izquierdo del Órgano Karl Schuke (2001) del Palacio Euskalduna. Foto: Pablo Cepeda

La semana que viene, como el dinosaurio de Augusto Monterroso, el órgano seguirá allí en el Euskalduna, esperando la mano de nieve que sepa arrancar  sus notas.