Público en el Euskalduna. Foto: Fundación Bilbao 700

Público en el Euskalduna. Foto: Fundación Bilbao 700

El diario Deia publica hoy, en su sección “Cartas al director”, esta carta de Ioritz Madariaga Goiri en la que el autor nos recuerda que una amplia oferta musical está a disposición de los aficionados y aficionadas durante todo el año.

 

El síndrome Musika-Música

Ioritz Madariaga Goiri

Sí, hoy, después de un año, he vuelto a mostrar los síntomas habituales de estas fechas: alegría, felicidad, emoción…
Y parece que no soy el único al que le afecta este síndrome. No hay más que darse una vuelta por Bilbao para comprobarlo. A estas horas ya no queda ningún aparcamiento en la recta del parque de Doña Casilda, el tranvía va repleto, la gente se baja en la parada de metro de San Mamés y recorre en manadas Sabino Arana cuesta abajo…
Y eso sería precioso si no fuera simple postureo. Señoras y señores, que entre Bilbao Orkestra Sinfonikoa (BOS), Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE), Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO), etc., tenemos conciertos (casi) todas las semanas. No vale darse un atracón de conciertos estos tres días (que está muy bien) y abstenerse el resto del año. Es trampa.
Hay que ir más al Euskalduna. Hay que ir más al Campos Elíseos. A la Filarmónica. A… Que sí, que es caro. Ya lo sé. ¡Qué me vais a contar…! Pero también es caro ir a ver al Athletic. También es caro el móvil malo que te compras para salir de fiesta y que no te roben el móvil bueno. Es cuestión de prioridades. Y la cultura debería ser una prioridad para todos y cada uno de nosotros.